Búsqueda laboral

Búsqueda laboral

Los errores más comunes a la hora de enviar un CV. https://www.instagram.com/Activate_cv

Cuando se solicita un empleo es posible que no haya un ser humano viendo los CV que presentan los candidatos. Hoy en día muchas compañías han adoptado un software de filtrado como el primer paso para identificar los mejores candidatos.

“Los reclutadores se ven inundados de solicitudes. Los candidatos que solicitan un empleo ya no compiten sólo con la gente de su ciudad; sino con gente de todo el mundo. El software ahora es absolutamente necesario como soporte para que las compañías analicen a los candidatos”.

Eso significa que quienes buscan trabajo tienen que preocuparse por construir un CV que pueda pasar los filtros digitales y resultar atractivo para los reclutadores, suponiendo que logra llegar a su bandeja de entrada, dice Amanda Augustine, experta en carreras de TopResume. “La mayoría de los sistemas de seguimiento de solicitudes están orientadas a ayudar a los profesionales a eliminar los candidatos que se consideran menos calificados, Desgraciadamente muchos buscadores de empleo con altas calificaciones inadvertidamente presentan sus currículums con errores que automáticamente podrían hacer que sus solicitudes vayan al fondo de la pila”, asegura la especialista

Como resultado de ello hay muchas cosas que se deben y no se deben hacer al presentar una solicitud. Estos son tres errores que hay que evitar.

1. Adjuntar el currículum como un PDF

Según un estudio de TopResume, el 43% de los currículums corren riesgos de ser rechazados debido a la decisión de adjuntar un tipo de archivo que es incompatible con ciertos software ATS.

“Lo que me sigue sorprendiendo es que este software en gran medida no ve los currículum en PDF”, dice Stahl. “Si alguien trabajó mucho en su currículum y lo envió como PDF probablemente no llegue a un ser humano real. Escribir un CV para alguien con quien se tiene una conexión es completamente diferente de hacerlo para que lo lea un ATS”.

Algunas herramientas de filtrado tampoco pueden convertir documentos HTML, OpenOffice o de Apple Pages y descartan currículums guardados en tales formatos, dice Augustine. “Si el sistema de solicitud no dice específicamente que acepta archivos PDF, juegue a lo seguro y use en cambio un documento Word con la terminación .doc o .docx”, dice.

2. Usar mal palabras claves

Los sistemas de filtrado buscan palabras claves específicas, que a menudo coinciden con las tareas que incluye el puesto. Si una solicitud o currículum no usa estos términos o usa otros alternativos, quizás no supere el proceso de filtrado.

“Vivimos en un mundo de reclutamiento de sinónimos que pueden perjudicarlo”, dice Eric Holwell, vicepresidente para estrategia de Bayard, una agencia de avisos laborales. “Aunque sea trabajo extra hay que ajustar los términos en sus calificaciones para coincidir exactamente con lo que pide el empleador”.

Boylan concuerda: “Hay que alinear el lenguaje con lo que lee en la descripción del puesto de trabajo”, dice. “Los CV que hablan de capacitación en Microsoft Office, por ejemplo, pueden ser descartados por el ATS si el pedido dice que el solicitante debe tener buen manejo de Word, Excel y PowerPoint”.

Sin embargo poner demasiadas palabras claves puede volverse en contra, dice Stahl. “Hay que encontrar la fina línea divisoria para evitar introducir palabras claves que no importan ni tienen sentido”, dice. “Recuerde, si logra superar el ATS, una persona verá su currículum”.

3. Complicar el diseño

Hay gráficos o fuentes especiales que pueden ayudar a un candidato a destacarse, aunque son los mismos que pueden terminar mandando un mail al spam. A menos que se esté postulando para un puesto en una industria creativa y se envíe un CV directamente a un contacto por mail, lo mejor es atenerse a los datos básicos. “El CV debe ser básico, en negro y blanco, con fuente Times New Roman o Arial”, dice Stahl. “Todavía veo muchos currículums llenos de colores”.

Las herramientas de filtrado dan más valor a los CV que usan un diseño no complicado con una jerarquía de información clara y un formato coherente, dice Augustine.

“Lo último que hay que hacer es introducir un estilo de fuente inusual o una diagramación no convencional que el sistema no podrá leer adecuadamente”, explica. Además no hay que incluir gráficos e imágenes. “Dado que el ATS no puede leer la información contenida en una imagen, esos detalles se perderán para el sistema”, asegura la especialista.

Información recopilada en Yahoo finanzas

Búsqueda laboral