Las 7 preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo

El mercado laboral  se encuentra en una situación complicada debido a la crisis actual. El número de ofertas de trabajo se está recuperando, pero aún a un ritmo lento, y el número de candidatos que compiten por un mismo puesto se ha disparado. Recién graduados, profesionales que quieren cambiar de aires, parados de larga duración y trabajadores que han perdido su empleo por la Covid-19 y la crisis por la guerra de Ucrania. Los hay de todo tipo. Todos ellos deben tener en cuenta que una buena entrevista puede marcar la diferencia. Si andas en plena búsqueda de trabajo y te estás preparando para tu próxima entrevista, estas son las 7 preguntas más frecuentes a las que te vas a enfrentar y la manera de contestarlas para lograr el puesto que deseas. https://www.instagram.com

Las 7 preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo

1. Primera impresión: ¿Qué nos podrías contar sobre ti?

“Esta es a menudo la pregunta rompehielos, aquella que inicia la conversación entre el reclutador y el entrevistado. Suele ser el interrogante más importante porque a través de la misma, el seleccionador obtendrá una primera impresión del candidato”, señalan los especialistas de la empresa de selección y trabajo temporal.

¿Cómo contesto a esta pregunta? Pues comienza con una breve descripción de tu formación y los puestos que has ocupado hasta ahora. Puedes seguir la estructura y orden de tu CV. Proporciona ejemplos de tus logros y de las habilidades que has adquirido a lo largo de tu trayectoria.

Si no tienes experiencia, puedes empezar nombrando qué has estudiado y por qué. A continuación, está bien resaltar alguna de tus competencias con ejemplos prácticos y destacar cómo encaja ese puesto en tus objetivos profesionales a largo plazo.

2. Proyección: ¿Cuáles son tus metas?

Lo primero que debes tener en mente al responder esta pregunta es establecer un vínculo con el puesto que estás solicitando y ser realista a la hora de expresar tus ambiciones. Habla de tus objetivos y motivaciones a corto, medio y largo plazo. Explica qué tipo de trabajo y funciones te gustaría realizar, por qué, así como los pasos que querrías seguir para lograrlo. Además, puedes explicar al entrevistador cómo tus experiencias en otros trabajados te han permitido avanzar profesionalmente y que tienes ambición por seguir evolucionando, mejorando y aprovechando cada oportunidad que se te presente.

3. Auto-conocimiento: ¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades?

Debes evitar ser inespecífico, contestar algo que no esté relacionado con el mundo profesional o decir que no tienes ninguna debilidad o área de mejora. Una vez que tengas esto claro, para contestar, puedes seguir los siguientes consejos:

-Fortalezas: encuentra argumentos y ejemplos prácticos que ilustren tus fortalezas. “Nombra aquellas tres cualidades o competencias que te conviertan en la persona ideal para el puesto vacante, y fundamenta tu apuesta proporcionando ejemplos específicos de contextos profesionales donde las hayas puesto en práctica con éxito”, recomienda Walters People. Estas fortalezas pueden ser habilidades técnicas (ej. conocimiento de un programa de software concreto) o habilidades blandas/intangibles (ej. facilidad para gestionar personas).

-Debilidades: la mejor manera de responder a esta pregunta es elegir una debilidad en la cual estés tratando de mejorar. Por ejemplo, si tus habilidades digitales son pobres, indícalo como una debilidad mencionando, por ejemplo, cuánto tiempo has dedicado o vas a dedicar ahora a mejorarlas a través de un curso o formación en particular. Esta forma de presentar tus debilidades las hará transformarse en fortalezas potenciales.

4. Motivación: ¿Por qué quieres trabajar con nosotros?

“Cuando te estés preparando para la entrevista de trabajo, asegúrate de tener un buen conocimiento de los productos y servicios de la empresa, su cultura corporativa y los planes futuros que te imaginas junto a ella. Utiliza esta información para describir de qué manera tus metas y ambiciones se alinean con estas motivaciones”, señala Walters People.

“Asegúrate de estar familiarizado con las últimas noticias relacionadas con la organización. Piensa en cómo tus objetivos y aspiraciones profesionales se alinean con su cultura corporativa, y utiliza esta información para formular una respuesta a esta misma pregunta: ¿Qué proyectos me puede ofrecer la empresa que vayan en línea con mis ganas de aportar al desarrollo y crecimiento de la misma?”, comenta Alexandre Coffin, Director de Walters People en España.

5. Tu “elevator pitch” o marca personal: ¿Por qué deberíamos contratarte?

Normalmente la empresa te preguntará por qué te deben contratar a ti y no a otro candidato. Al responder, céntrate en tus habilidades, experiencia y personalidad, y no intentes echar por tierra al resto de competidores por el puesto. Principalmente, debes mostrar motivación, admiración por la empresa y resaltar qué puedes aportar a la compañía, nombrando algunos de los requisitos laborales específicos que cumples y se solicitan para el puesto de trabajo.

Por ejemplo: “Cuento con una combinación única de buenas habilidades técnicas y la capacidad de construir relaciones a largo plazo con clientes”, seguido de un ejemplo específico de un logro obtenido a este respecto durante una experiencia laboral previa.

6. Expectativas salariales: ¿Qué salario tienes en mente?

Aunque debes evitar mencionar la remuneración en la entrevista, si es el reclutador el que saca el tema debes que conocer tu valor en el mercado laboral para no solicitar una remuneración demasiado alta o demasiado baja. Si en el anuncio aparece la banda salarial, indica al entrevistador que esa es la cantidad que tienes en mente. En caso de que no aparezca, es recomendable no dar una cifra específica, ni tampoco mostrar que te es indiferente. Lo más aconsejable es preguntar a la empresa qué tenían pensado y explicar en qué cantidades te movías en tus trabajos anteriores, pero mostrar flexibilidad ante otras posibles condiciones.

7. Expectativas: ¿Qué habilidades te ayudarán a tener éxito en este puesto?

Haz un repaso sobre cuál es tu formación, tus habilidades, experiencia y las competencias clave de tu perfil, y relaciónalos con los diferentes elementos de la descripción del puesto. Haz un balance de tus experiencias pasadas y valores profesionales, y analiza cómo se pueden aplicar a la empresa para la que vas a ser entrevistado.

Hay ciertas competencias que las empresas suelen buscar en los profesionales sin importar su sector o función: gestión de proyectos, resolución de problemas, trabajo en equipo, buena comunicación, mentalidad de business partner, gestión de equipos, habilidades organizativas y habilidades digitales. Por último, aprovecha para enfatizar que te identificas con los valores y misión de la empresa, y “reitera tu interés demostrando que has investigado a la compañía de manera extensa de manera previa a la entrevista, y estás más que motivado por formar parte de su historia”, concluye Walters People.

Información recopilada del periódico La Razón

Las 7 preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo